viernes, 3 de septiembre de 2010

Convocó la Diócesis de Mar del Plata a la Fiesta de la Familia

Convocó la Diócesis de Mar del Plata a la Fiesta de la Familia


El obispo y los organizadores adelantaron detalles del encuentro, uno de los acontecimientos religiosos y culturales más importantes del año en Mar del Plata. Será mañana 4 de septiembre, desde las 15, en el Polideportivo.


En dependencias del Obispado se presentó ayer la Fiesta de la Familia, tal vez el acto religioso y cultural más importante del año entre los que organiza la Iglesia Católica de Mar del Plata. La concentración del conjunto de las familias parroquiales de la diócesis será este sábado a partir de las 15, en el Polideportivo "Islas Malvinas" del Parque Municipal de los Deportes.

El obispo Juan Alberto Puiggari fue el encargado de brindar detalles de la celebración, acompañado por monseñor Armando Ledesma, vicario general de la Diócesis y uno de los organizadores de la Fiesta, y por María Carreras, directora del taller TCM, encargada de la parte artística y cultural.

La realización de esta fiesta se integra con el Año Diocesano de la Familia proclamado a fines de 2009 por el obispo, de manera que bajo el lema “Celebremos y anunciemos la belleza de la Familia”, esta convocatoria asoma como una de las actividades más fuertes del Obispado en 2010.

El antecedente más cercano en el tiempo fue el Congreso de la Familia realizado en mayo pasado, con la participación de más de 800 representantes de parroquias, capillas, movimientos y colegios de toda la Iglesia diocesana. En este caso, la Fiesta de la Familia convocada para mañana en el Polideportivo apuntará a sumar a toda la comunidad católica de la Diócesis.


Reflexiones del obispo

"La familia implica la vida de todo hombre y de toda mujer, se despliega en unas coordenadas precisas de espacio y de tiempo, hace presentes rostros concretos de hijos e hijas, de papá y de mamá. Sé que muchas familias atraviesan hoy momentos de dificultad, que sufren el drama de la división, de la enfermedad, de la falta de trabajo, de la separación. Comprendo la especial situación de quienes han formado una nueva pareja y la de aquellos que se encuentran solos y no tienen hoy una familia", adelantó monseñor Puiggari en la Carta Pastoral que difundió en ocasión de la celebración del Año de la Familia.

"El acto promete ser un verdadero acontecimiento lleno de música, color, alegría", reafirmaron ayer los organizadores. La fiesta se iniciará a las 15 y culminará con la misa presidida por el obispo Puiggari, en tanto que para el desarrollo se programaron momentos artísticos y culturales a cargo del taller dirigido por María Carreras en los que se realzará el valor de la familia. Y como artista invitado, actuará el folclorista Facundo Saravia.

“Tenemos algo importante que queremos comunicar, con respeto y comprensión para todos: esta es nuestra verdad cristiana y es para nosotros esencial a la sociedad, la familia”, apuntó el vicario Ledesma al presentar el encuentro.


Posición de la Iglesia en temas actuales

En la Carta Pastoral redactada a propósito de la proclamación de 2010 como el Año Diocesano de la Familia, monseñor Juan Alberto Puiggari consagró la posición de la Iglesia católica sobre varios temas que trascienden en el tiempo y que a la vez tienen actualidad como el aborto y el “casamiento” entre personas del mismo sexo.

* "A lo largo de este año escucharemos muchas veces la palabra familia. No es tan solo un concepto, sino que evoca una multiplicidad de vivencias y recuerdos, que hacen presente la alegría, la emoción e incluso la tristeza por dolores que han signado la historia o son parte, hoy, de la realidad familiar".

* "La familia implica la vida de todo hombre y de toda mujer, se despliega en unas coordenadas precisas de espacio y de tiempo, hace presentes rostros concretos de hijos e hijas, de papá y de mamá. Sé que muchas familias atraviesan hoy momentos de dificultad, que sufren el drama de la división, de la enfermedad, de la falta de trabajo, de la separación".

* "El secularismo, el relativismo ético, el hedonismo, el primado de la libertad individual deficientemente comprendida, han dado lugar a líneas de reflexión y de acción cultural contrarias a la naturaleza de la familia. Sobre estos fundamentos se han desarrollado visiones inadecuadas de la persona, de su corporeidad y de la sexualidad, por ejemplo en la llamada 'perspectiva del género' ".

* "Los 'nuevos modos' de concebir los vínculos afectivos entre las personas llegan a cuestionar la institución matrimonial y la familia, alcanzando incluso dimensión legislativa. Estos y otros elementos, unidos a la desvalorización de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural, son algunos de los rasgos culturales que ponen de manifiesto la urgente necesidad de una formación de la conciencia en la verdad sobre el bien de la persona y de la familia".

* "La familia es el santuario de la vida. Es en la familia, comunidad de amor de los esposos, donde debe ser engendrada, cuidada y protegida la vida. La vida humana reviste siempre una particular fragilidad, es especialmente vulnerable en su inicio y en su final".

* "La familia es garante y custodio de la vida, a ella ha sido confiada y reviste una grave responsabilidad de los padres asumir este servicio. Ninguna instancia social, política o económica, puede arrebatarle este derecho y este deber. Por el contrario, debemos exigir a dichas instancias el desempeño subsidiario y solidario de su función".

* "Recordemos la gravedad particular que reviste el aborto. Es un «no» a la vida y al mismo tiempo un «no» a la familia. Es una mutilación de la familia en el seno de la mujer. El amor y la vida no son dos realidades independientes y manejables según las conveniencias o gustos subjetivos. Amor y vida son dos dimensiones inseparables que sólo se pueden vivir integralmente en el horizonte de la dignidad de la persona".


Fuente: http://www.lacapitalmdp.com/noticias/La-Ciudad/2010/09/03/155861.htm


*   *   *


La fiesta es abierta a todos: colegios, parroquias, movimientos, instituciones eclesiales, pastorales diversas, etc. Es muy importante que participemos como gran familia diocesana y como miembros de “Fraternidad de Vida Nueva”.


De distintas maneras nos estuvimos uniendo a la propuesta de nuestro Obispo para decirle si a la familia. Ahora en esta fiesta del 4 de septiembre, es momento de “celebrar y anunciar la belleza de la familia”.


Los esperamos.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor ¡deje su comentario!

Entradas Relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...