lunes, 28 de diciembre de 2009

Los cambios en la liturgia pontificia introducidos por Benedicto XVI - Mauro Gagliardi

Los cambios en la liturgia pontificia introducidos por Benedicto XVI
P. Mauro Gagliardi
Consultor de la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice


CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 25 de diciembre de 2009 (ZENIT.org).- Los fieles de todo el mundo han podido constatar en directo por la televisión los cambios producidos en la liturgia pontificia bajo Benedicto XVI.

Hemos conversado sobre esto con el sacerdote Mauro Gagliardi, ordinario de la Facultad de Teología del Ateneo Pontificio "Regina Apostolorum" de Roma y consultor de la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice.

Se ocupa además de la firma de teología litúrgica "Espíritu de la liturgia", que ZENIT publica cada quince días.


- Leyendo el artículo de Luigi Accattoli Il rito del silenzio secondo papa Ratzinger [El rito del silencio según el Papa Ratzinger] (Liberal, 1 de diciembre de 2009, p. 10), emerge la idea de un cierto trabajo, solicitado por el mismo Santo Padre, para poner a la liturgia papal más en línea con la tradición. Como nos acercamos a las solemnes celebraciones de las fiestas navideñas, que serán presididas en San Pedro por Benedicto XVI, queremos aprovechar la ocasión para hablar con usted sobre estos cambios.

- Mauro Gagliardi: El artículo de Accattoli presenta una eficaz panorámica de algunas de las más visibles, entre las recientes decisiones en materia de liturgia pontificia, aunque hay otras, probablemente no mencionadas por brevedad o por ser de más difícil comprensión para el gran público.

El destacado y apreciado vaticanista subraya varias veces que estos cambios están inspirados por el mismo Santo Padre quien, como todos saben, es experto en liturgia.


- Accattoli empieza su reconstrucción mencionando las vestimentas papales que habían caído en desuso en las últimas décadas: el camauro, el saturno rojo, la muceta con piel de armiño. También mencionan los cambios producidos respecto al palio.

- Mauro Gagliardi: Se trata de elementos de las vestiduras propias del pontífice, como el color rojo de los zapatos, no recordado explícitamente por el articulista.

Si bien es cierto que en las últimas décadas los sumos pontífices han elegido no utilizar estos elementos, o cambiar su forma, también es verdad que nunca han sido abolidos y, por tanto, todo Papa los puede utilizar.

No hay que olvidar que, como la mayoría de los elementos visibles de la liturgia, también las vestiduras de uso extralitúrgico responden tanto a necesidades prácticas como simbólicas.

Recuerdo que cuando el Papa Benedicto utilizó por primera vez el camauro --un tocado de invierno que protege bien del frío--, un conocido semanario italiano publicó el rostro sonriente del Santo Padre, que llevaba el camauro, y bajo la foto se leía un pie de foto que decía: "¡Ha hecho bien!", refiriéndose al hecho de que también el Papa tiene derecho a resguardarse del frío.

Pero no son sólo razones prácticas. No debemos olvidar quién es y qué función desempeña la persona que usa esas vestimentas: por eso, tienen también un valor simbólico, que se expresa con su belleza y su particular decoro.

Distinto es el caso del palio, que es en cambio una prenda litúrgica. Juan Pablo II utilizaba uno igual al que llevan los arzobispos metropolitanos.

Al inicio del pontificado de Benedicto XVI, se había preparado uno con forma distinta, que retomaba usos antiguos y que el Santo Padre utilizó durante algún tiempo.

Después de estudios atentos, se advirtió que era preferible volver a la forma usada por Juan Pablo II, aunque se han introducido pequeñas modificaciones que resaltan claramente la diferencia entre el palio de los metropolitanos -que les impone el Papa- y el palio del sumo pontífice.

Puede encontrarse más información sobre esto en la entrevista a monseñor Guido Marini, maestro de las Celebraciones Litúrgicas Pontificias, publicada en "L'Osservatore Romano" del 26 de junio de 2008.


- ¿Qué puede decirse de la férula escogida por Benedicto XVI en lugar del crucifijo del escultor Scorzelli, utilizado por Pablo VI y por los dos Juan Pablo, hasta la primera parte del pontificado del mismo Papa Benedicto?

- Mauro Gagliardi: Se podría decir que también aquí vale el mismo principio. Se puede mencionar una razón práctica: el actual pastoral de Benedicto XVI, que él utiliza desde el inicio del presente año litúrgico, pesa 590 gramos menos respecto al crucifijo de Scorzelli, por tanto más de medio kilo de diferencia, que no es poco.

En cuanto al aspecto histórico, el pastoral con forma de cruz responde más fielmente a la forma del pastoral típico de la tradición romana, o bien al utilizado por los sumos pontífices, que siempre ha sido con forma de cruz y sin crucifijo.

También aquí se podrían añadir otras reflexiones desde el punto de vista simbólico y estético.


- Accattoli cita también otros cambios, que podríamos definir como más de sustancia: la preocupación por los momentos de silencio, la celebración orientada hacia el crucifijo y de espaldas a la asamblea y la comunión distribuida a los fieles de rodillas y en la lengua.

- Mauro Gagliardi: Se trata de elementos de gran significado, que obviamente no puedo analizar aquí de modo detallado, sino sólo brevemente. La Institutio Generalis del Misal Romano publicado por Pablo VI prescribe en diversos lugares observar el sacro silencio.

La atención en la liturgia papal a este aspecto, por tanto, no hace más que poner en práctica las normas establecidas.

En lo que se refiere a la celebración orientada hacia el crucifijo, vemos que, como norma, el Santo Padre está manteniendo la posición del altar considerada "hacia el pueblo", tanto en San Pedro como en otros lugares.

Ha celebrado sólo unas pocas veces hacia el crucifijo: en particular, en la Capilla Sixtina y en la Capilla Paulina, restaurada recientemente.

Como toda celebración de la Misa, cualquiera que sea la posición física del celebrante, es una celebración dirigida al Padre a través de Cristo en el Espíritu Santo y no dirigida "al pueblo" o a la asamblea, excepto en los pocos momentos dialogados, no es extraño que quien celebra la Eucaristía pueda disponerse también físicamente "hacia el Señor".

Particularmente en lugares como la Capilla Sixtina, donde el altar está adosado a la pared, es algo natural y fiel a las normas celebrar sobre el altar fijo y dedicado, dirigido por tanto hacia el crucifijo, en lugar de añadir un altar móvil para la ocasión.

Finalmente, en lo que respecta a la manera de distribuir la Santa Comunión a los fieles, es necesario distinguir el aspecto de recibirla de rodillas del de recibirla en la lengua.

En la actual forma ordinaria del rito romano (o Misa de Pablo VI), los fieles tienen derecho a recibir la Comunión estando de pie o de rodillas.

Si el Santo Padre ha decidido dar la comunión de rodillas, pienso - obviamente ésta es sólo una opinión personal - que considera esta manera más adecuada para expresar el sentido de adoración que debemos siempre cultivar ante el don de la Eucaristía.

Es una ayuda que el Papa da a los que reciben la comunión de sus manos, una ayuda para considerar atentamente a quién es Aquel al que se va a recibir en la santísima Eucaristía.

Por otra parte, en la Sacramentum Caritatis, citando a san Agustín, el Santo Padre había recordado que al recibir el Pan eucarístico debemos adorarlo, porque pecaríamos recibiéndolo sin adoración.

Antes de comulgar, el mismo sacerdote se arrodilla ante la Hostia, ¿por qué no ayudar a los fieles a cultivar el sentido de adoración propiamente a través de ese gesto?

En lo referente, en cambio, a recibir la Comunión en la mano, se recuerda que esto es hoy posible en muchos lugares (posible, no obligatorio), pero que sigue siendo una concesión, una derogación a la norma ordinaria que afirma que la Comunión se recibe sólo en la lengua. Esta concesión se les ha hecho a las Conferencias Episcopales que la han pedido y no es la Santa Sede quien la sugiere o promueve.

Y, por supuesto, ningún obispo miembro de la Conferencia Episcopal que ha pedido y obtenido el indulto está obligado a aplicarlo en su diócesis: todo obispo puede siempre decidir que en su diócesis se aplique la norma universal, que está vigente a pesar de todos los indultos concedidos, norma que establece que los fieles deben recibir la Santa Comunión en la lengua.

Si ningún obispo del mundo está obligado a aplicar el indulto, ¿cómo podría estarlo el Papa?. Es importante, en efecto, que propiamente el Santo Padre mantenga la regla tradicional, confirmada ya una vez por Pablo VI, que veta a los fieles recibir la comunión en la mano.


- En conclusión, según usted, que forma parte del equipo de consultores de monseñor Guido Marini, ¿qué sentido ve en las novedades introducidas en la liturgia papal bajo Benedicto XVI?

- Mauro Gagliardi: Naturalmente sólo puedo hablar a título personal, sin tener mi opinión ningún carácter de posición oficial de la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice.

Me parece que lo que se está intentando hacer es conjugar con sabiduría lo antiguo y lo nuevo, actuar en el espíritu y en la letra, en la medida de lo posible, según las indicaciones del Vaticano II y hacerlo de manera que las celebraciones pontificias sean ejemplares bajo todos los aspectos.

Quien asiste a la liturgia papal debe poder decir: "¡Eso es, así se hace! ¡Así debemos hacer también nosotros en nuestra diócesis, en nuestra parroquia!".

Querría, por último, destacar que esta "novedad", como la define usted, no se introduce simplemente de manera autoritaria.

Habrá notado que a menudo las novedades son explicadas, por ejemplo a través de entrevistas que el maestro de las Celebraciones Litúrgicas Pontificias concede a "L'Osservatore Romano" o de otras comunicaciones periodísticas.

También nosotros los consultores de vez en cuando publicamos artículos en el diario de la Santa Sede para explicar el sentido histórico y teológico de las decisiones que se toman.

Para usar una palabra que está de moda, diré que es un modo "democrático" de proceder, entendiendo con esto, no que las decisiones se tomen por mayoría, sino que se intenta hacer entender el motivo profundo de estos cambios, que es siempre un motivo histórico, teológico y litúrgico y no puramente estético, y menos ideológico.

Podríamos decir que nos esforzamos por dar a entender la ratio legis y me parece que también este hecho representa una "novedad" de cierta importancia.





jueves, 24 de diciembre de 2009

Santa y Feliz Navidad - Fraternidad de Vida Nueva

Santa y Feliz Navidad
Fraternidad de Vida Nueva


“Univérsi, qui te exspéctant, non confundéntur, Dómine”
[“Todos los que en ti esperan no quedarán confundidos, oh Señor”]


Dios acababa de dar a la tierra un Salvador y en los brazos de Maria en éxtasis, los Ángeles adoran al Verbo encarnado. ¡Que lección para nuestra fe! El tiempo no disminuye la profundidad del misterio; los siglos pasan por delante de este pesebre bendito, el cual nos conserva y nos transmite el recuerdo del nacimiento de Jesucristo, sublime y encantadora prueba del amor de Dios hacia nosotros! Si vosotros no podéis olvidar vuestra madre, vuestra familia, vuestra patria, cristianos no olvidéis al que ha nacido para salvarnos.

Oración. Dios Todo Poderoso, que derramáis hoy sobre nosotros la nueva luz de vuestro Verbo encarnado, haced que la fe de este misterio se infunda también en nuestros corazones. Señor y Dios nuestro, haced del mismo modo, te lo rogarnos, que celebrando con alegría la Natividad de N. S. Jesucristo, merezcamos, por una vida digna de El, gozar de su presencia. Así sea.


Es el deseo de:
Fraternidad de Vida Nueva
y Multiespacio Cultural EL CAMINO



sábado, 12 de diciembre de 2009

Oración a la Virgen de Guadalupe - Emperatriz de América y Patrona de nuestra Fraternidad de Vida Nueva

Oración a la Virgen de Guadalupe
Emperatriz de América y Patrona de nuestra Fraternidad de Vida Nueva


Préstame Madre tus ojos, para con ellos poder mirar,
porque si con ellos miro, nunca volveré a pecar.

Préstame Madre tus labios, para con ellos rezar,
porque si con ellos rezo, Jesús me podrá escuchar.

Préstame Madre tu lengua, para poder comulgar,
pues es tu lengua patena de amor y santidad.

Préstame Madre tus brazos, para poder trabajar,
que así rendirá el trabajo una y mil veces más.

Préstame Madre tu manto, para cubrir mi maldad,
pues cubierta con tu manto al Cielo he de llegar.

Préstame Madre a tu Hijo, para poder yo amar.

Si tu me das a Jesús, qué más puedo yo desear
y ésta será mi dicha por toda la eternidad.

Amén.



Vea el video "Águila que Ama" de Martín Valverde (sobre san Juan Diego) tomado de su CD "Profeta".






lunes, 7 de diciembre de 2009

El Papa Benedicto XVI advierte peligros de teología marxista de la liberación y pide superar graves consecuencias

El Papa Benedicto XVI advierte peligros de teología marxista de la liberación y pide superar graves consecuencias


VATICANO, 05 Dic. 09 / 08:22 am (ACI): El Papa Benedicto XVI advirtió de los peligros de la teología marxista de la liberación y alentó a superar sus graves consecuencias en medio de las comunidades eclesiales, como la rebelión y el disenso, a la luz de la instrucción Libertatis nuntius que cumple 25 años de publicación y que fuera redactada cuando él era Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Al recibir este mediodía al grupo de Obispos de Brasil de la región Sur 3 y Sur 4 en visita ad limina, el Santo Padre recordó que "en agosto pasado se cumplieron 25 años de la Instrucción Libertatis nuntius de la Congregación para la Doctrina de la Fe, sobre algunos aspectos de la teología de la liberación, que subraya el peligro que comportaba la aceptación acrítica, realizada por algunos teólogos, de tesis y metodologías provenientes del marxismo".

Benedicto XVI advirtió, tras haber reflexionado sobre el papel de las universidades católicas, que las secuelas de la teología marxista de la liberación "más o menos visibles de rebelión, división, disenso, ofensa, anarquía, aún se hacen sentir, creando en vuestras comunidades diocesanas gran sufrimiento y grave pérdida de fuerzas vivas".

Por esa razón, el Santo Padre exhortó "a cuantos se algún modo se sientan atraídos, involucrados y afectados en lo íntimo por ciertos principios engañosos de la teología de la liberación, que se confronten nuevamente con la referida Instrucción, acogiendo la luz benigna que la misma ofrece con mano extendida".

Benedicto XVI recordó también "la regla suprema de fe de la Iglesia proviene efectivamente de la unidad que el Espíritu estableció entre la Sagrada Tradición, la Sagrada Escritura y el Magisterio de la Iglesia, en una reciprocidad tal que no pueden subsistir de manera independiente", como explica en la encíclica Fides et Ratio el Papa Juan Pablo II.

"Que en el ámbito de los entes y las comunidades eclesiales, el perdón ofrecido y acogido en nombre y por amor de la Santísima Trinidad, que adoramos en nuestros corazones, ponga fin a las tribulaciones de la querida Iglesia que peregrina en las Tierras de la Santa Cruz", alentó.

La Instrucción Libertatis nuntius fue publicada el 6 de agosto de 1984, tras la autorización del Papa Juan Pablo II, para que el entonces Cardenal Ratzinger, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, procediera con la publicación.

El objetivo de la instrucción, explica el mismo texto, es "atraer la atención de los pastores, de los teólogos y de todos los fieles, sobre las desviaciones y los riesgos de desviación, ruinosos para la fe y para la vida cristiana, que implican ciertas formas de teología de la liberación que recurren, de modo insuficientemente crítico, a conceptos tomados de diversas corrientes del pensamiento marxista".

El citado texto explica "la certeza de que las graves desviaciones ideológicas" de la teología marxista de la liberación "conducen inevitablemente a traicionar la causa de los pobres". Entre otras cosas, la instrucción también advierte que el análisis marxista de la realidad "arrastra las ‘teologías de la liberación’ a aceptar un conjunto de posiciones incompatibles con la visión cristiana del hombre".



Para más información:

«Libertatis Nuntius»
Instrucción sobre algunos aspectos de la “teología de la liberación”
Congregación para la Doctrina de la Fe
http://www.aciprensa.com/apologetica/teologia/libertatis.htm


«Libertatis Conscientia»
Instrucción sobre libertad cristiana y liberación
Congregación para la Doctrina de la Fe
http://www.aciprensa.com/apologetica/teologia/conscientia.htm


martes, 1 de diciembre de 2009

"Madre, a tu corazón confiamos la causa por la vida" - Mons. Juan Alberto Puiggari

"Madre, a tu corazón confiamos la causa por la vida"
Carta de Mons. Juan Alberto Puiggari a los fieles de Mar del Plata
36° Marcha de la Esperanza - 05 de Diciembre 2009 - 16 hs



Queridos hermanos:

Al comienzo de este año pastoral, inspirado en las Palabras de Jesús: "He venido para que tengan vida y la tengan en abundancia" (Cf. Jn 10,10), convoqué a toda la Diócesis, "a anunciar con renovado vigor el Evangelio de la vida"; "a unir fuerzas y trabajar ( ... ) teniendo como horizonte la belleza y la altísima dignidad de la vida humana" (Carta Pastoral con ocasión de la celebración de la Semana de la Vida 2009). Les decía en esa Carta Pastoral: "Debemos acrecentar la conciencia de la dignidad de toda persona humana desde la concepción hasta su muerte natural. En cada situaci6n, ante cada hermano, en cada etapa del desarrollo de la vida humana, debemos afirmar y anunciar la buena noticia de la vida". Doy gracias a Dios, porque nos ha permitido realizar los objetivos que nos habíamos propuestos en la misi6n de anunciar, promover y cuidar el don de la vida, que viene de Dios y que Él nos confía para que vivamos en plenitud. Plenitud, que sólo es posible por la primacía de su Gracia y que se puede traducir en una vida de dignidad, que madura en el amor, que se fortalece en el sacrificio y se embellece en la alteridad, descubriendo al hermano como un don. Plenitud que se alcanza en la Verdad y la Caridad y que hace posible la tan anhelada libertad, sin la cual el hombre no puede ser verdaderamente feliz.

Desde la pastoral ordinaria y con acciones extraordinarias pudimos -como escribí en la Carta Pastoral- ''unirnos, en el desafío de multiplicar gestos, actitudes, acciones que manifiesten el compromiso ante la maravilla de la creación y, en especial, de la vida humana". Acciones que nos permitieron contemplar, desde el inicio de la vida en el seno materno, hasta su ocaso natural, los distintos rostros humanos que nos interpelan a acoger y cuidar el don maravilloso de la vida humana (cf. ídem).

Llegamos al final del año pastoral y nos encontramos con la "Marcha de la Esperanza" que como todos los años quiere ser la expresión de amor a la Virgen María y de confianza filial en la Madre que nos abre las puertas del Adviento y nos señala a su Hijo Jesús, que es "Camino, Verdad y Vida".

Quiero invitarlos a culminar este "Año de la Vida" confiando todo a María. Que juntos podamos decirle a la Virgen: "Madre, a tu corazón confiamos la causa por la vida". El encuentro con la Virgen será el sábado 5 de diciembre a las 16 hs. en la Gruta de Lourdes. Desde allí -como todos los años- nos pondremos en marcha a hacia la Iglesia Catedral; pasando por las parroquias San Antonio, Jesús Obrero, San José y la Asunción de la Virgen.

La Marcha de la Esperanza es una verdadera manifestación de religiosidad popular en donde se destacan tres signos. En primer lugar, el caminar, que nos recuerda nuestra condición de peregrinos hacia la casa del Padre en donde alcanzaremos la Vida eterna. Lo segundo, la oración, que a lo largo del camino tiene distintos matices, penitencial, de alabanza y de intercesión. Por los altoparlantes se escucha la Palabra de Dios, la música, los cánticos y las preces que van predisponiendo el corazón del peregrino para que la oración, sea un dialogo de amor y amistad con aquel que sabemos que camina junto a nosotros, nos ama y nos da la vida en abundancia. El tercer signo es la fraternidad, caminamos juntos, hacemos la experiencia de que vivir es convivir, alentándonos mutuamente, la oración no sólo es diálogo con Dios sino también con los hermanos. ¡Qué bien nos hace saber que otros rezan con nosotros y muchas veces por nosotros!

Peregrinación, oración y fraternidad tres signos de una realidad superior: "la Iglesia". En la "Marcha de la Esperanza" está la Iglesia porque está el Obispo, porque están los sacerdotes, los diáconos, los consagrados, porque están los laicos, niños, jóvenes, familias, ancianos. Es la Iglesia que camina hacia el encuentro con su Señor en la Eucaristía, por eso como todos los años les insisto en que la "Marcha" termina con la bendición de la Misa y con el saludo "Pueden ir en Paz". Hemos caminado, hemos rezado y cantado, hemos celebrado la vida; asumidos por Cristo en su sacrificio, fuimos pacificados por Él y devueltos a la vida diaria para ser instrumentos de su paz.

En esta Marcha de la Esperanza también tendremos muy presente a los sacerdotes. Como recordarán, el Santo Padre Benedicto XVI, en ocasión de cumplirse 150 años de la muerte del Santo Cura de Ars, mandó que en toda la Iglesia se celebrase un Año Sacerdotal, "Fidelidad de Cristo, fidelidad del sacerdote". En la Marcha rezaremos por esta fidelidad, para que el sacerdote sea santo, de manera que como Jesús, sea un buen compañero de camino para los hombres. Que con Jesús sea maestro de oración. Que en su ministerio sea el buen pastor que da la vida por sus hermanos.

Queridos hermanos, que nadie se quede en casa el sábado 5 de diciembre. Con María y con Jesús queremos cantar por las calles de nuestra ciudad el amor a la vida. Les propongo que en estos días previos a la Marcha salgamos a invitar a nuestros parientes, vecinos y amigos. Que las parroquias, capillas, los colegios y todos los movimientos e instituciones de la Iglesia nos preparemos con la oración y los sacramentos, especialmente la confesión, "ponernos el traje de fiesta", revestimos de la Gracia de Cristo, para que esta gran fiesta tenga la luminosidad de Cristo que brilla en los corazones reconciliados.

Los espero en la Gruta de Lourdes y con mi afecto de padre y pastor, los bendigo.


Mar del Plata, Octubre 2009



Mons. Juan Alberto Puiggari
Obispo de la Diócesis de Mar del Plata





Entradas Relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...