jueves, 27 de mayo de 2010

Amplia participación en el Congreso de la Familia

Amplia participación en el Congreso de la Familia


Mar del Plata (Buenos Aires), 26 May. 10 (AICA).- Con más de 800 representantes de las distintas parroquias, capillas, movimientos y colegios católicos de Mar del Plata, se realizó del 21 al 23 de mayo el Congreso Diocesano de la Familia.

Durante los tres días hubo exposiciones, trabajos en grupos y talleres que permitieron profundizar en diversos aspectos de la temática familiar, y entre las numerosas actividades se destacaron la marcha desde el Colegio Santa Cecilia, y la vigilia de oración realizada en la catedral, seguida de la misa.

Los temas sobre los que se reflexionó fueron espiritualidad familiar, diálogo y comunicación, compromiso social, divorciados en nueva unión, sexualidad, medios de comunicación, situaciones límite y contención, educación de los hijos, entre otros.


La familia no nos esclaviza, es un don de Dios


El obispo de Mar del Plata, monseñor Juan Alberto Puiggari, que estuvo presente durante todo el desarrollo del encuentro, brindó una charla el sábado por la mañana en la que advirtió que “vivimos en una cultura relativista y secularista que afecta muy seriamente a la familia” y que “hoy todo contribuye a cambiar a la verdadera familia”.

Tras señalar que la familia “nos hace libres” y que “no nos esclaviza”, sino que “es un don de Dios”, el obispo sostuvo que “sin duda es la hora de la familia”, y agregó que “si nosotros destruimos a la familia, estamos destruyendo la capacidad de amar plenamente, y el hombre sin amor no puede existir”.

Asimismo, enumeró una serie de elementos a tener en cuenta para restaurar la familia: “recuperar la dimensión religiosa y el valor del domingo; educar en la verdad, crear canales de diálogo, y en especial no condenar el mundo del joven, acercarnos a ellos; desplegar la creatividad del amor a través del espíritu de solidaridad, la comprensión y el perdón”.


La familia es una gran academia para aprender a amar


Luego hubo dos charlas a cargo del matrimonio de Paola y Héctor Del Bosco, prestigiosos filósofos y pedagogos.

Paola Del Bosco sostuvo que “la familia es una gran academia para aprender a amar y es el lugar más eficaz para la transmisión de valores, por eso decimos que ella ofrece a la sociedad un aporte extraordinario. La familia no es una cosa del pasado, es algo de hoy, incluso todos nosotros estamos vivos porque alguien antes de que nos diéramos cuenta nos ha cuidado dentro de un ámbito social, y por eso es tan importante la familia”.

Por su parte su esposo, consideró que “no sólo los cristianos creemos en el valor de la familia. El problema existencial del ser humano es el amor, hacerse capaz de amar no es automático, hay que aprender”.


Procesión y misa


Uno de los momentos más importantes del Congreso Diocesano de la Familia fue la marcha que se realizó desde el Colegio Santa Cecilia hasta la catedral de los Santos Pedro y Cecilia.

En el templo hubo una vigilia de oración, con testimonios de tres familias; entre ellas la de los padres de Franco Castro, un joven asesinado en marzo, quienes hablaron de la esperanza y la fe en Dios a pesar del dolor por la muerte de su hijo.

A continuación, ante una gran cantidad de fieles que se acercaron a compartir este momento de oración, se celebró la misa, presidida por monseñor Puiggari.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor ¡deje su comentario!

Entradas Relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...