domingo, 21 de agosto de 2011

Benedicto XVI con los seminaristas: “No se dejen intimidar”

Benedicto XVI con los seminaristas: “No se dejen intimidar”


Madrid (España), 20 Ago. 11 (AICA).- Benedicto XVI celebró esta mañana la Misa de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, en la catedral de Santa María Real de la Almudena, Madrid, junto a más de 4.500 seminaristas venidos de todo el mundo, a los que alentó para asumir los desafíos de la Iglesia contemporánea “sin complejos ni mediocridad”.

“No se dejen intimidar por un entorno en el que se pretende excluir a Dios y en el que el poder, el tener o el placer son los principales criterios”, expresó el Santo Padre, y subrayó: “Puede que los menosprecien, como se suele hacer con quienes evocan metas más altas o desenmascaran los ídolos ante los que hoy muchos se postran”.

El Sumo Pontífice, que viene poniendo énfasis en las problemáticas sociales a través de cada una de sus intervenciones, recalcó: “Cada época tiene sus problemas, pero Dios da en cada tiempo la gracia oportuna para asumirlos y superarlos con amor y realismo”.

El Papa llegó a la catedral minutos antes de las 10 de la mañana, luego de haber confesado en el Parque del Retiro a cuatro voluntarios de esta JMJ. Lo acompañaba el séquito papal y el arzobispo de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela, quien hoy cumple 75 años. El también presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) había aplaudido horas antes la determinación del Papa de nombrar Doctor de la Iglesia a San Juan de Ávila, patrono de los sacerdotes españoles. Ahora deberá fijarse una fecha para el acto oficial, que se celebrará en Roma.

En su sexto discurso oficial desde que aterrizó en España, Benedicto XVI elaboró una serie de recomendaciones para los seminaristas, basadas en las lecturas pronunciadas durante la Misa. Hace apenas un mes, el Santo Padre, de 84 años, celebró el 60º aniversario de su ordenación sacerdotal.

Ante una catedral repleta, tanto en su interior como en su explanada, el Pontífice observó que estos años de preparación para el sacerdocio “deben ser de silencio interior, de permanente oración, de constante estudio y de inserción paulatina en las acciones y estructuras pastorales de la Iglesia”.

Además, se refirió a la entrega total a la tarea ministerial: “Nosotros debemos ser santos para no crear contradicción entre el signo que somos y la realidad que queremos significar”.

Previo al comienzo de la Santa Misa, Pablo Lamata Molina, seminarista diocesano de Madrid, dirigió unas palabras al Vicario de Cristo en representación de los demás compañeros que se preparan para recibir el Orden Sagrado. “Su testimonio nos ayuda a caminar; gracias por el ejemplo de su vida”, manifestó.

Al término de la misa, Benedicto XVI recibió en la sacristía de la catedral madrileña al líder de la oposición española y presidente del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy. Tras ello, se dispuso a visitar el Instituto San José de esta capital, una residencia donde viven discapacitados físicos con enfermedades degenerativas.

Por la tarde-noche, Su Santidad se dirigirá al aeródromo de Cuatro Vientos, donde presidirá la Vigilia de Adoración Eucarística previa a la misa de cierre de la XVI Jornada Mundial de la Juventud.



(Ezequiel M. Chabay, enviado especial)










No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor ¡deje su comentario!

Entradas Relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...