martes, 24 de marzo de 2009

Diputados franceses apoyan a Benedicto XVI sobre la lucha contra el SIDA


Diputados franceses apoyan a Benedicto XVI sobre la lucha contra el Sida
Afirman que se han manipulado las palabras del Pontífice sobre el preservativo


VIENNE, viernes 20 de marzo de 2009 (ZENIT.org).- Dos diputados franceses han hecho público en las últimas horas su apoyo a las palabras de Benedicto XVI sobre el preservativo como medio insuficiente para luchar contra el Sida, afirmando por otro lado que se han "deformado" y "exagerado" sus palabras.

Christian Vanneste (diputado por el norte) y Jacques Remiller (diputado y alcalde de Vienne) han utilizado sus respectivos blogs para defender la postura del Papa.

Afirman que se han deformado sus palabras, especialmente por parte de "la clase política francesa", que han llevado a cabo, en opinión de ambos, una verdadera "caza de brujas" contra el Papa.

Según Remiller, lo que el Papa pidió en Camerún "antes de pedir la gratuidad de los cuidados para los enfermos del Sida, es que se deje de considerar el preservativo como una solución única al problema del sida en África".

"La política de lucha contra el sida no debe limitarse en efecto a la publicidad para los preservativos", destacó este político francés, que en su opinión objetó que "es seguramente un medio eficaz cuando es correctamente utilizado, pero su amplia distribución no impedirá problemas conductistas graves tales como las violaciones y el incesto".

"Lo que el Papa recordó ante todo, es que la mejor, más previsora y más eficaz vía para combatir la plaga del sida y proteger la vida humana reside en una educación verdadera a la responsabilidad, la investigación médica y la difusión de las terapias, y la asistencia a los enfermos".

Por su parte, Vanneste afirmó que el Papa "no es un político demagogo, sino portador de una Esperanza -otros dirán que de un ideal-, y es desde éste último desde donde se deben comprender y juzgar sus palabras".

"Seguramente la jauría popular de materialistas y hedonistas, evidentemente está muy alejada de poder comprender este mensaje. La muchedumbre más concreta de fieles que se reúne en estos mismos momentos alrededor del Santo Padre está aportando una mejor respuesta", añadió.

El político niega que en este tema haya discrepancias entre Juan Pablo II y Benedicto XVI, pues ambos "siempre desearon la unidad de los cristianos, la unión de los creyentes y siempre recordaron las exigencias morales que son indisociables del catolicismo".

"Juan Pablo II no habría dicho nada distinto, porque ningún Papa podría preferir una respuesta mecánica, por otra parte imperfecta, a una práctica moral y espiritual que, por sí misma, es verdaderamente libertadora", añadió.

Para Vanneste, aquellos que "detestaban a Juan Pablo II y sus principios" no se atrevieron a atacarle pues "era el símbolo de un país víctima de la opresión comunista" y "un hombre de comunicación", cosa que no es Benedicto XVI, contra quien "ha llegado la hora del desquite, y de quien se cogen sus menores actos o palabras para criticarlos, no sin antes haberlos deformado y exagerado".

"Hubo Ratisbona, hubo Williamson, hay ahora un preservativo y África", añade.


Por Inma Álvarez



Comentario: No perdamos la memoria de esto y tengamos más que nunca presente las palabras y el deseo de Benedicto XVI al principio de su pontificado: "Rezad por mí, con el fin de que no me amedrente, por miedo, ante los lobos".
Recemos por el Santo Padre y la Iglesia Católica Apostólica Romana, "columna y fundamento de la verdad".
Christus Vincit, Christus Regnat, Christus Imperat.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor ¡deje su comentario!

Entradas Relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...